sábado, 20 de enero de 2018

Basta con vivir

Información del libro
Título: Basta con vivir
Autora: Carmen Amoraga
Editorial: Destino
Idioma original: Castellano
Páginas: 320
Año de publicación: 2017
ISBN:  9788423352876


Sinopsis

Pepa es una mujer madura en quiebra emocional. Siente que ha malgastado su vida y culpa al mundo de su aparente desgracia. Sola, enfadada y amargada, siente como una herida la felicidad del resto, y para protegerse del dolor no encuentra otra forma que vivir dentro de una coraza que oculta sus verdaderos sentimientos. Durante unas vacaciones forzosas, Pepa se ve obligada a reflexionar y a tomar consciencia de los errores que la han llevado a estar donde está. Justo cuando comienza a reconciliarse con sus recuerdos, empieza a observar a una chica embarazada que toma el sol a diario en un banco de la misma plaza en la que Pepa pasea a su perro. Esa joven es Crina, que vive una tragedia ante los ojos impasibles de una sociedad que no quiere verla.

Crina llegó a España engañada por su propia pareja, que la vendió a una red de trata de blancas, y ahora esa red planea vender al bebé que espera. Pepa, inmersa en el proceso de rehabilitación de su invalidez emocional, es la única persona que puede ver más allá de lo que se ve, y decide volcarse en ayudar a esa desconocida.

Opinión personal

Una ventolera de sentimientos, sería una definición perfecta para esté libro. Dentro de él nos encontramos los dos grandes protagonistas: Pepa y Crina. Por una parte tenemos a Pepa, una mujer que por ciertas circunstancias que le ha dado la vida lleva viviendo gran parte de su vida quebrada a nivel emocional, sin tener ganas de luchar para continuar, haciendo de ese modo que su existencia se vulgar y amargada. Por otra parte tenemos a Crina, que su vida es completamente diferente a la de Pepa. Crina fue secuestrada y de esa forma entra a lo que llamamos a la red de trata de mujer, haciéndonos participe de lo dura que ha sido su vida desde que paso todo.

A lo largo de la historia vamos viendo como los personajes van evolucionando, especialmente Pepa. Aunque también tengo que decir que con Pepa no comenzaba a empatizar hasta la mitad del libro, porque hasta ahí no entiendes la razón de su actuación así con las personas o porqué su existencia es toda muy oscura. Pero cuando llega el momento, ves que por culpa de algunos sucesos de su vida no puede actuar de otra forma ya que se encuentra rota a un nivel casi inexplicable. Esa transformación se ve completada, casi, al final de libro y sobre todo dejando una gran reflexión a la madre de Pepa sobre lo que ocurre al final. Ya que he nombrado a la madre de Pepa, quiero decir que es un personaje que juega un papel bastante importante dentro del libro, sobre todo por la visión que tiene su hija en un principio de ella y como cambian  las cosas al final siendo muy distinta en todo. Pero creo que con el personaje que más he empatizado ha sido con Crina, con ella podemos sentir todo su dolor y sus vivencias que por desgracia muchas mujeres viven día tras días, sin que se frene de una vez. Con ella, experimentamos el sufrimiento que tienen las victimas de la trata, engañadas con un futuro mejor y luego son abusadas de ellas. Pero Crina ahora tiene un motivo por el que luchar y es por su bebé e intentar que no sea vendido de ninguna forma. Gracias a ella, de algún modo hace que el personaje de Pepa evolucione y perciba lo que le esta ocurriendo a ella.

A nivel de lectura, es muy rápido de leer y es amena. Al principio del libro me costo diferenciar que partes era dialogo y cuales no eran, ya que están entremezclados y era una nueva forma de ver los diálogos a nivel de lectura.

Como conclusión, creo que el libro nos demuestra que a veces no debemos pensar que nuestra vida no es tan mala como nos creemos, que a veces los problemas que nosotros percibimos como que no son nada para otras personas son un mundo. También es uno de eso libros en el que te replanteas algunas cosas sobre ti mismo, al igual que me ha costado mucho llegar al final por el echo de no querer desprenderme de los personajes ya que necesitas seguir aprendiendo de ellos. El final me ha dejado un poco rota, ya que lo último, último nos deja con la duda de si pasará o no una cosa. Quién hayáis leído el libro comprenderéis a lo que me refiero.


Puntuación

4/5


10 comentarios:

  1. En mi caso he empatizado más con Pepa. Con Crina he sufrido más. Te duele más. Imposible no angustiarte con ella, porque sabes que en la vida real hay muchas mujeres como ella. Pero Pepa me resultó más cercana, sus problemas más cotidianos, parecidos a los que tenemos cada día. Una novela que me ha gustado mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Buena reseña Rocío. A mi me ha pasado como a Margari y he empatizado más con Pepa desde el principio, tal vez porque su realidad me sea más cercana que la de Crina. De acuerdo contigo en que nos centramos mucho en nuestros propios problemas aunque algunas veces no lo sean tanto. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Si, yo como Margari y Domiar he empatizado mas con Pepa, es un personaje que me ha tocado, he visto en ella a cantidad de mujeres (reales, de carne y hueso, con las que hasta he hablado) en esas mismas circunstancias. La historia de Crina, duele y mucho porque también se que es real que esta ahí, en los garitos de carretera, en los puticlub de las afueras de las grandes y pequeñas ciudades y que desgraciadamente tan poco se hace por ellas...

    ResponderEliminar
  4. Era más fácil empatizar con Pepa, es más asequible y, en cierto modo, en algunos gestos nos podemos ver reflejados en ella. Sin embargo, la historia de Crina es espectacular, porque está llevada con una sutileza digna de mencionar.

    Una reseña estupenda, Rocío.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. A mi me pasa como a ti, era más fácil empatizar con Peña, pero yo me quedé desde el primer momento con Crina, sentí su dolor como propio, y me hubiera gustado liberarla, me apetecía saber más sobre ella, quería que llegaran los capítulos en los que ella era protagonista, quizás porque conozco muchas Pepas, demasiadas, que se regodean en su dolor incapaces de salir de su circulo vicioso, y por ello me costó llegar a ella hasta que comienza a ver la luz. Creo que la historia de Crina era mucho más difícil de escribir sin caer en el morbo. Carmen hace gala de una sutileza y de una elegancia a la altura de pocos escritores.

    ResponderEliminar
  6. Maravillosa reseña. Me ha gustado mucho como la novela. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Qué reseña tan bonita,yo empatize con las dos,vayas historias duras y con ganas de salir,besotes

    ResponderEliminar
  8. Yo he empatizado más con Pepa, quizas porque me he visto en situaciones parecidas a ella. Una gran novela con prosa que es una verdadera delicia. Un besito!

    ResponderEliminar
  9. Hola Rocio, aprovecho para hacerme seguidor de tu blog, porque es la primera vez que te visito y también quiero felicitarte por la reseña que has publicado, me ha encantado. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Creo que resumes bien el libro al hablar de "ventolera de sentimientos". Es cierto que es difícil empatizar con Pepa en un primer momento, pero en ocasiones podemos verla reflejada a nuestro alrededor. Crina supone sufrimiento, y en ocasiones, aunque también son casos que nos rodean, no queremos verlo.
    Se nota que hemos disfrutado con el libro y tú has sabido plasmarlo en tu reseña.
    Te sigo por aquí. Besos.

    ResponderEliminar